Atención: Cambios en el Real Decreto de acceso para las oposiciones de 2018

Ayer se reunió la Mesa sectorial de educación, el órgano que componen el Ministerio de Educación (el Director General de evaluación y cooperación territorial, los subdirectores generales de las respectivas áreas y los asesores del MECD) y los sindicatos ANPE, CCOO, STE, CSIF, UGT y CIGA.

En esta ocasión tenían un tema importante que tratar: la forma que tendrán los procesos selectivos de los próximos años. Tras la masiva convocatoria anunciada el año pasado y que ya comentamos en opolengua.com, ahora se trataba de perfilar la manera en que se realizarán estas oposiciones, para lo que el ministerio ofrecía la modificación parcial del RD 276/2007 ya pactada y acordada con las comunidades autónomas.

Resultados de la mesa sectorial

El Gobierno planteó que las modificaciones que se harán sobre el actual RD 276/2007 de acceso son:

–       Se modifica el actual apartado I sobre experiencia del Anexo I del citado RD, aumentando a 7 puntos la experiencia con un máximo de 10 años.

–       La fase de oposición se ponderará en un 60% y la fase de concurso en un 40%.

–       Se sacará una “bola” más de las que actualmente se sacan, aumentando el número de temas a elegir por los aspirantes en la prueba del tema escrito.

Pasemos ahora a analizar el acuerdo.

Una bola más

El aumento de una bola más en la elección del tema es un tema muy importante. Es decir, en secundaria se pasará de cuatro a cinco bolas lo que aumentará bastante las probabilidades de los opositores de que les caiga el tema deseado.  Sobre este tema nos extenderemos en otra entrada las próximas semanas. Si antes con quince temas estudiados, la probabilidad era del 61%, ahora se pasa a una probabilidad del 70%. Inicialmente esta medida es igual para todos, pero en la práctica es diferente. ¿Por qué? Pues porque si una persona lleva todo el temario, no necesita que caiga nada más que una bola. Es decir, cuántos menos temas se llevan más se necesita el apoyo de la suerte, con lo que, en la práctica, se favorece que se estudie menos. Se favorece que los profesores puedan obtener la plaza sabiéndose menos temas del temario. De hecho la distancia entre cuatro o cinco bolas a partir de los treinta temas estudiados se reduce bastante.

Aumento del peso de la antigüedad en el baremo

En el nuevo baremo la antigüedad pasara de contar cinco puntos a siete, con lo que con los puntos de cursillos y los de otros méritos, habrá muchísimos opositores que alcancen el máximo de diez puntos. Cada año contará 0,7 puntos por lo que el máximo de antigüedad pasa a ser de diez años. Se está favoreciendo por tanto que muchas personas alcancen diez puntos, pero sobre todo se está favoreciendo a las personas que llevan más tiempo en el sistema y todavía no han sido capaces de alcanzar la plaza (por eso han alcanzado diez años de antigüedad).

Cambio en la ponderación

A partir de ahora, la ponderación entre las dos partes del proceso será del 60% en la fase de oposición y 40% en la fase de concurso. Y este es un elemento fundamental que, unido a los anteriores, condicionará mucho el proceso de 2018. Piénsese que si un interino tiene diez puntos antigüedad, lo que estará al alcance de muchas personas, tendrá 4 puntos totales y alcanzando un 5 en las oposiciones (es decir, aprobando), tendrá 3 puntos más, por lo que su nota global será un 7. Un opositor sin puntos apenas, contemos que tiene 3 puntos por cursillos y notas, tendrá un 1,2 puntos totales. Para alcanzar al interino necesitará otros 5,9 puntos totales y para ello necesita un 10 en las pruebas, lo que es prácticamente imposible. Por tanto, esta nueva ponderación quiere decir que un interino con 10 puntos de méritos y que saque un 5 estará muy cerca de la plaza.

Por tanto, los objetivos de unos y otros para estas oposiciones dependerán del número de plazas y de los puntos de méritos que se tengan. Las próximas semanas abundaremos sobre este tema tan importante. Por ahora una simple idea: no hay otro camino que estudiar. Es eso lo que nos permitirá, sea cual fuere nuestro objetivo, alcanzar nuestras metas.

Cambios para 2019

Finalmente, el Gobierno también anunció para 2019 un nuevo sistema de acceso y un nuevo temario. Efectivamente son, en nuestra opinión, necesarias ambas cosas; pero la experiencia nos lleva a pensar que es bastante difícil que este acuerdo se produzca. ¿Por qué? Pues porque la experiencia ha demostrado que alcanzar cualquier pacto educativo en nuestro país es dificilísimo. Hay muchos intereses contrapuestos y, sobre todo, hay verdadero terror a enfrentarse a los sindicatos. Cualquier cambio del modelo de acceso supone inevitablemente enfrentarse a ellos porque cualquier cambio buscará la homologación con Europa y esto solo puede hacerse endureciendo las pruebas. Difícilmente los sindicatos aceptarán que para acceder a la función docente haya que superar pruebas que exijan un dominio más alto del temario (tipo test) o pruebas eliminatorias. Y si esto no es así, creo que el Gobierno, simplemente, no cambiará el sistema. PP y PSOE (también lo hacía UPyD y ahora Ciudadanos) hablan de implantar el sistema MIR desde hace más de diez años, pero la realidad es que no se ha avanzado en las conversaciones. Convencer a todos de un cambio así no será tarea fácil y un Gobierno en minoría y tan débil como el actual (y enfrentado a una crisis de Estado como la que enfrenta en Cataluña) tendrá enormes dificultades para sacar sus planes adelante. Si vemos más posible un cambio de temario (que anuncian para 2019), pero aún esto no será tampoco fácil en la coyuntura actual.

Pensar en positivo

  1. Para los no interinos: Las condiciones son las que son. Y a unos nos favorecerán y a otros nos perjudicarán, pero no podemos hacer absolutamente nada por cambiarlas, por lo que es absurdo lamentarse. Aquí se trata de estudiar al máximo. Todas las personas que yo preparé para 2016 y que sacaron buena nota están ya trabajando. El premio puede diferirse, pero llegará inexorablemente. Y, además, serán muchos los interinos que no pasarán la criba del comentario. Esa es la esperanza de quienes no tengan puntos.
  2. Para los interinos. Hay que mirar cuantos puntos tenemos e intentar llegar al 10. Hay que preparar todo al máximo porque este es nuestro año y sería una verdadera lástima que por fallar en los comentarios perdiéramos esta fabulosa oportunidad. Es posible que nunca se repita una oportunidad tan buena como esta para obtener la plaza. No la desaprovechemos, por favor.

Saludos y mucho ánimo.

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+