¡Ponte a prueba! 34/2018 Oposiciones de Lengua Castellana y literatura

Ya estamos a solo dos fines de semana de la fecha elegida como día D por la mayoría de las comunidades autónomas. Fechas de nervios, repasos y esfuerzos finales. Pero llega el fin de semana y podemos hacer una breve pausa para reconocer un texto para probarnos y entretenernos con una prueba similar a la que podría aparecer el día D en la prueba de comentario de las oposiciones de Lengua castellana y literatura.

En esta ocasión, planteamos un texto significativo del momento que vivimos en nuestra nación y así traemos un poema y un autor que fueron muy famosos en épocas no muy lejanas. La poesía plantea el tema patriótico con un aire de regeneración, orgullo y esperanza que en su día alentó las aspiraciones de muchos españoles. No sé hasta que punto este movimiento poético y esta época son hoy familiares a nuestros opositores, pero a buen seguro se trata de un texto que les resultara familiares a muchos de los miembros de los tribunales y esto es lo que me ha animado a elegirlo. En todo caso, si no somos capaces de acertar la obra y el autor, resultará importante que intentemos al menos señalar la época, el género y el movimiento.

Ya sabéis que se puede participar en el acertijo a través de nuestra página de Facebook y que las soluciones se darán (también en nuestra página) el lunes.

Y nada más por hoy: os deseo a todos un feliz fin de semana para repasar los temas, tal y como recomienda nuestro método y descansar, que bien merecido lo tenemos.

Nosotros somos quien somos.
¡Basta de Historia y de cuentos!
¡Allá los muertos! Que entierren como Dios manda a sus muertos.

Ni vivimos del pasado,
ni damos cuerda al recuerdo.
Somos, turbia y fresca, un agua que atropella sus comienzos.

Somos el ser que se crece.
Somos un río derecho.
Somos el golpe temible de un corazón no resuelto.

Somos bárbaros, sencillos.
Somos a muerte lo ibero
que aún nunca logró mostrarse puro, entero y verdadero.

De cuanto fue nos nutrimos,
transformándonos crecemos
y así somos quienes somos golpe a golpe y muerto a muerto.

¡A la calle! que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo.

No reniego de mi origen
pero digo que seremos
mucho más que lo sabido, los factores de un comienzo.

Españoles con futuro
y españoles que, por serlo,
aunque encarnan lo pasado no pueden darlo por bueno.

Recuerdo nuestros errores
con mala saña y buen viento.
Ira y luz, padre de España, vuelvo a arrancarte del sueño.

Vuelvo a decirte quién eres.
Vuelvo a pensarte, suspenso.
Vuelvo a luchar como importa y a empezar por lo que empiezo.

No quiero justificarte
como haría un leguleyo,
Quisiera ser un poeta y escribir tu primer verso.

España mía, combate
que atormentas mis adentros,
para salvarme y salvarte, con amor te deletreo.

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+