¡Ponte a prueba! 18/2017 (Solución) Oposiciones de Lengua

Esta semana sí ha habido acertantes de pleno en nuestro acertijo de Opolengua.com. Más concretamente Mariela Quero Reina y Lozano Rfl han acertado la obra y el autor. Enhorabuena. Ojalá que el día D tengan la misma fortuna, porque eso querrá decir que tienen una cierta ventaja a la hora de hacer el comentario sobre   los demás. También Fran Risueño ha acertado muchos rasgos del texto y eso le permitiría hacer un buen comentario del mismo. El resto ya es la técnica del comentario y la redacción, elementos que se adquieren con la práctica.

El texto que ofrecíamos, efectivamente, era la Historia del Abencerraje y la hermosa Jarifa (1561) de autor anónimo, una novela morisca, tal y como han señalado nuestros concursantes, caracterizada por la idealización de los moros y el tema amoroso y caballeresco. Observemos la descripción idealizada del moro que es valiente caballero y guapo galán. Se trata de una deliciosa obra de literatura idealizante, opuesta en sus planteamientos estéticos e ideológicos a otras obras coetáneas como el Lazarillo.  No hay que ser excluyente en cuanto a gustos, y a mí personalmente, me encantan las dos, aunque si me tuviera que quedar con una, indiscutiblemente me quedaría con el Lazarillo.

Y mirando con mas atencion, vieron venir por donde ellos yvan un gentil moro en un cavallo ruano: el era grande de cuerpo, y hermoso de rostro, y parescia muy bien a cavallo. Traya vestida una marlota de carmesi, y un albornoz de damasco d’el mismo color, todo bordado de oro y plata. Traya el braço derecho regaçado y labrada en el una hermosa darna, y en la mano una gruessa y hermosa lança de dos hierros. Traya una darga y cimitarra, y en la cabeça una toca tunezi, que dandole muchas bueltas por ella, le servia de hermosura y defensa de su persona. En este habito venia el moro, mostrando gentil continente: y cantando un cantar que el compuso en la dulce membrança de sus amores, que dezia:

Nascido en Granada,

criado en Cartama:

enamorado en Coyn,

frontero de Alora.

Aunque a la musica faltava el arte, no faltava al moro contentamiento: y como traya el coraçon enamorado, a todo lo que dezia dava buena gracia. Los escuderos trasportados en verle, erraron poco de dexarle passar, hasta que dieron sobre el. El viendose salteado, con animo gentil bolvio por si, y estuvo por ver lo que harian. Luego de los cinco escuderos los quatro se apartaron, y el uno le acometio: mas como el moro sabia mas de aquel menester, de una lançada dio con el y con su cavallo en el suelo. Visto esto de los quatro que quedavan los tres le acometieron, paresciendoles muy fuerte: de manera que ya contra el moro eran tres Christianos, que cada uno bastava para diez moros, y todos juntos no podian con este solo. Alli se vio en gran peligro: porque se le quebro la lança, y los escuderos le davan mucha priessa: mas fingiendo que huya, puso las piernas a su cavallo, y arremetio al escudero que derribara: y como una ave se colgo de la silla, y le tomo su lança, con la qual bolvio a hazer rostro a sus enemigos, que le yvan siguiendo (pensando que huya) y diose tan buena maña que a poco rato tenia de los tres los dos en el suelo. El otro que quedava, viendo la necessidad de sus compañeros, toco el cuerno, y fue a ayudarlos. Aqui se travo fuertemente la escaramuça: porque ellos estavan afrontados de ver que un cavallero les durava tanto, y a el le yva mas que la vida en defenderse dellos. A esta hora le dio uno de los dos escuderos una lançada en un muslo, que a no ser el golpe en soslayo, se le passara todo. El con rabia de verse herido, bolvio por si: y diole una lançada, que dio con el y con su cavallo muy mal herido en tierra.

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter