¿Cómo planificarse la semana de estudio con el método Adama?

Uno de los mayores retos para el opositor consiste en la optimización de su tiempo. Tenemos una meta a uno o dos años y debemos ser capaces de generar un ritmo de estudio y trabajo que nos permita alcanzar los objetivos planteados. Este año tendremos oposiciones en junio y eso quiere decir que hoy, 8 de septiembre de 2013, estamos a unas 38 semanas de que nos tengamos que enfrentar al examen, suponiendo que este fuera el domingo 22 de junio de 2013.

Yo, durante mis seis años como opositor, realizaba mi propio plan de estudio anual de forma que cubriese los objetivos que me planteaba. Eso mismo es lo que ofrezco ahora a través del Curso de estudio Opolengua: la elaboración de un plan de estudio anual partiendo de la disponibilidad y capacidad de estudio de cada opositor. Un plan personalizado.

Pero independientemente de esto, cada opositor tiene que marcarse una rutina semanal. De esta manera nos obligamos a mantener un hábito que nos haga  capaces de cumplir nuestro objetivo.

¿Y cómo planificarnos la semana? Debe haber tantas formas como opositores pues el plan debe adaptarse como un guante a la mano del opositor y a sus posibilidades. Pero partiremos ahora de un opositor tipo que tenga para estudiar unas 25-30 horas semanales (un interino que trabaje, por ejemplo, y que estudie seis días por semana cuatro o cinco horas diarias) haciendo un gran sacrificio. Suponemos que este opositor es capaz de estudiarse un tema en unas 18-20 horas.

La idea sería la siguiente:

Día 1: Viernes: Se dedica el día a la programación y a las unidades didácticas si es que no está hecha. Se lee una hora del plan de lectura.

Día 2: Sábado: Día de repasos. Se repasan todos los temas a quince minutos el tema siguiendo el método Adama. Si se repasan todavía muy pocos temas, puede avanzarse en la esquematización del tema que estemos haciendo. Se lee una hora del plan de lectura.

Día 3: Domingo. Día de descanso. Sagrado.

Día 4: Lunes: Primer día de estudio: Se realiza el esquema de la mitad del tema siguiendo el método Adama (fase de siembra). Se lee una hora del plan de lectura.

Dia 5: Martes: Segundo día de estudio: Se realiza el esquema del resto del tema siguiendo el método Adama (fase de siembra). Se lee una hora del plan de lectura.

Día 6: Miércoles: tercer día de estudio. Se memoriza el esquema siguiendo el método Adama (fase de germinación). Se lee una hora del plan de lectura.

Día 7: Jueves: Se estudian cuestiones del comentario y del ejercicio práctico. Día de la sesión en la plataforma. Se lee una hora del plan de lectura.

Obviamente, estudiar las oposiciones con www.opolengua.com permite repartirse los días como una quiera pues podemos acceder a las sesiones de la plataforma en las fechas que mejor nos convengan.

Lo fundamental es plantearse el día de estudio no como unas horas que hay que dedicar forzosamente, sino como una jornada en la que hay que cumplir unos objetivos tal y como hemos hecho aquí. Y no dejamos de estudiar hasta que los objetivos se hayan cumplido: ese es indudablemente el camino del éxito. Esa es la forma de alcanzar la plaza.