El nuevo decreto de ESO y su influencia en las oposiciones

El nuevo decreto de ESO y su influencia en las oposiciones

Lo primero que hay que indicar es que yo no tengo una bola de cristal y que por tanto, lo que escribo debajo son mis impresiones (razonadas desde luego), pero simplemente impresiones. Saber hoy lo que puede hacer un político español (con la que está cayendo) es difícil. Supongo que estaremos de acuerdo en eso.

Dicho esto, hay que señalar que el Ministerio sacó en julio un borrador del decreto que desarrollará el currículo de ESO y Bachillerato.  Estamos en noviembre y ese decreto todavía no se ha aprobado, pero en la mente de algunos opositores pueden surgir dudas. Vamos a intentar que esta entrada sirva para disiparlas.

Lo primero que hay que indicar es que en la LOMCE, las cosas están yendo muy despacio. La soledad política del ministro ha conducido a un desarrollo legislativo lento, timorato y sin ambición. Por eso la ley se retrasó un año y desde que saliera ese borrador, no ha habido una confirmación del mismo. Así que es probable que llegue la fecha de la convocatoria de oposiciones y el decreto no esté aprobado. Si esto fuera así, no cambiaría nada ni nos afectaría nada de cara a las oposiciones de 2015.

¿Pero qué ocurre si el decreto se aprueba antes de que se convoquen oposiciones en marzo de 2015? Pues que entonces si podría darse la circunstancia de que en las bases de junio 2015 se incluyera la referencia a que la programación debe estar acorde con la nueva legislación. En ese caso, las programaciones de cursos impares (la ley entrará en vigor apra esos cursos en 2015) deberían modficarse al nuevo marco legal. Esto afectaría a las programaciones de 1º y 3º de ESO y 1º de Bachillerato. A las de cursos pares no les afectaría pues la ley entrará en vigor para esos cursos en setiembre de 2016.

¿Pero es eso seguro? No, habría que esperar a la convocatoria efectiva de oposiciones por parte de cada comunidad autónoma  (ya digo, sobre marzo de 2015) porque es posible que aunque el currículo nacional ya entrase en vigor en marzo de 2015, quienes tienen las competencias son las autonomías y habría que esperar a que estas desarrollasen sus propias normas curriculares lo que podría ocurrir en mayo o junio con la convocatoria ya hecha. Esto en mi opinión es lo más probable, por lo que creo que es difícil que se tenga que modificar una programación de curso impar .

Pero ¿y si cambia? ¿y si da tiempo a que las comunidades aprueben también sus decretos? Pues entonces, si eso pasara, si en las bases lo dijera («las programaciones se entregarán de acuerdo con la legislación vigente a día de X»,) entonces habría que modificar las programaciones de los cursos impares.

¿Y cómo se haría eso? ¿Qué es lo que cambia?

Pues cambian básicamente las siguentes cosas:

a) Los objetivos de la etapa. Eso es sencillo, consiste en copiar y pegar.

b) Los criterios de evaluación. Ahora hay muchos y definidos por cursos.

c) Los contenidos (que cambian muy poco)

d) La carga horaria (no se sabrá hasta que no haya decretos autonómicos)

e) Los estándares de evaluación. Ojo a este nuevo concepto (como teníamos pocos, uno más) que sirve para desarrollar los criterios de evaluación. Son items que se expresan con verbos en primera persona del presente de indicativo y que tienen que servir para aplicar concretamente los criterios de evaluación. Por ejemplo, citemos una parte del susodicho borrador:

Criterio de evaluación de 1º de ESO:

1. Comprender, interpretar y valorar textos orales propios del ámbito personal, académico/escolar y social.

Estándares de  evaluación asociados a dicho criterio:

1.1. Comprende el sentido global de textos orales propios del ámbito personal, escolar/académico y social, identificando la estructura, la información relevante y la intención comunicativa del hablante.

1.2. Anticipa ideas e infiere datos del emisor y del contenido del texto analizando fuentes de procedencia no verbal.

1.3. Retiene información relevante y extrae informaciones concretas

1.4. Sigue e interpreta instrucciones orales respetando la jerarquía dada.

1.5. Comprende el sentido global de textos publicitarios, informativos y de opinión procedentes de los medios de comunicación, distinguiendo la información de la persuasión en la publicidad y la información de la opinión en noticias, reportajes, etc. identificando las estrategias de enfatización y de expansión.

1.6. Resume textos, de forma oral, recogiendo las ideas principales e integrándolas, de forma clara.

Estos estándares sí nos darían trabajo y bastante.  Lo más probable es que estos cambios no se produzcan antes de las oposiciones, pero quizá lo más cauto, sea encarar una programación de 2º, 4º o 2º de bachillerato, donde seguro que no se producirán estos cambios. Si hace poco que iniciaste la programación o aún no lo hiciste, y no te quieres arriesgar, elige mejor un curso par.

Pero atención, también podemos arriesgarnos y seguro que si se produce el cambio serán muy pocos opositores los que se atrevan con los nuevos cursos, con lo que la sorpresa y la novedad jugarán a nuestro favor. Si estamos muy seguros de nosotros mismos, puede ser una buena baza a jugar.

Sea como fuere, en opolengua.com estaremos aquí para ayudarte a prepararte con garantías de éxito.

 

Menu