Análisis de la convocatoria de La Rioja (11 plazas)

Con la intención sintética que caracteriza las entradas que estamos dedicando a cada una de las convocatorias, vamos a destacar hoy los elementos esenciales de  la convocatoria de La Rioja, que oferta 11 plazas. Bien es cierto que 6 de ellas son de promoción interna, reservadas a maestros, pero estas plazas no suelen cubrirse en su totalidad. Hay que indicar que en términos generales esta convocatoria es muy pareceida a la de su vecina Castilla y León.

El plazo de presentación finaliza el 28 de abril.

1. Por lo que se refiere a las comisiones de selección, son estas quienes agregan las puntuaciones de la fase de concurso y las ordena por lo que la suerte de caer en un tribunal u otro será decisiva (como hemos señalado en entradas anteriores).

2.Las dos partes de la  prueba escrita pueden ser realizada durante el mismo día. Asi que hay que prepararse para una sesión de entre 4 y 5 horas y media de duraación. Cada parte valdrá 5 puntos y habrá que sacar 1,25 (el 25% de la calificación) en cada una de las partes para poder pasar a la segunda fase.

3. La prueba podrá ser leída. En este sentido hay que repetir lo que dijimos de la convactaria de Casatilla y León. Tiene más elementos positivos que negativos, aunque creemos que incluyen este elemento para evitar el efecto llamada.

4. Para la segunda prueba hay que presentar una programación de 60 folios según el currículo vigente. Es decir, el currículo LOE. Parece que ninguna comunidad ha impuesto el modelo LOMCE. Creemos que esto es correcto porque lo contrario hubiera sido muy precipitado.

5. Una novedad es que el opositor puede elegir al presentar la unidad didáctica hacerlo de su propia programación o del temario. Esto es un poco absurdo porque no creemos que nadie se vaya a preparar 72 unidades pues la unidad saldría de un sorteo de tres bolas de entre los 72 que componen el temario.

6. Tampoco aquí se pueden usar ordenadores en la encerrona aunque sí (en teoría) para la exposición y eso nos parece bien. De todas formas, recomendamos a los opositores que se preparen un plan B por si luego tampoco les dejan usar el ordenador (no sería la primera vez que un tribunal se toma la justicia por su propia mano).

7. La prueba oral durará 50 minutos más 1o minutos posibles de debate. Recomendamos a los opositores que dediquen a la programación 20 minutos y 30 a la unidad si ello es  posible y si no es así, 25 y 25 minutos. En todo caso, que nunca la unidad ocupe menos espacio que la programación y es muy importante no sobrepasar los 50 minutos. Esto se debe a que el tribunal se suele interesar más por las cuestiones concretas que plantea la unidad que por las generalidades de la programación. La prueba se puntúa de 0 a 10 globalmente.

8. Por lo que se refiere a la prueba práctica, es igual que la de Castilla y León, Citamos la orden “A partir de un texto literario (perteneciente a una obra o autor representativo incluido en el temario), o de un texto no literario, el aspirante responderá por escrito a cuestiones referidas a los diferentes niveles de texto (pragmático, semántico, morfosintáctico o fonológico), en función de su relevancia para el significado global del mismo. El tiempo de ejecución no podrá exceder de las tres horas.”

Ya sabéis que podéis recibir aclaraciones complementarias o ayuda específica para las oposiciones en nuestro correo elp@opolengua.com