¡Ponte a prueba! 18/2016 (Homenaje a Marcos Marín)

¡Ponte a prueba! 18/2016 (Homenaje a Marcos Marín)

A este poema le tengo un gran cariño. Lo primero es porque me gusta  muchísimo; me parece un gran poema. Lo segundo porque me lo dio a conocer don Francisco Marcos Marín en sus clases de Semántica en la UAM y lo puso como examen final de trimestre. Nos daba al prinicipio del semestre el texto del examen final con una sola pregunta: «Realice un comentario semántico de este texto» y tres horas o cuatro para desarrollarlo sin notas. Teníamos más de dos meses para estudiarlo y redactar nuestro comentario y cuatro horas para escribirlo. Me gustó muchísimo esa  manera de entender la didáctica y el proceso de ir descubriendo poco a poco la profundidad y la belleza de los textos usando los diccionarios. Gran profesor, Francisco Marcos Marín. Un maestro.

Pero nuestra pregunta es más sencilla porque el comentario de exposición no es profundo sino un fogonazo de inspiración. Hay que saber, cargar la munición adecuada y lanzar unas ráfagas. Poco que ver con el concienzudo trabajo universitario. En fin, la pregunta es ¿a qué época, movimiento, autor y  obra pertenece este poema?

Tú y tu desnudo sueño. No lo sabes.
Duermes. No. No lo sabes. Yo en desvelo,
y tú, inocente, duermes bajo el cielo.
Tú por tu sueño, y por el mar las naves.

En cárceles de espacio, aéreas llaves
te me encierran, recluyen, roban. Hielo,
cristal de aire en mil hojas. No. No hay vuelo
que alce hasta ti las alas de mis aves.

Saber que duermes tú, cierta, segura
—cauce fiel de abandono, línea pura—,
tan cerca de mis brazos maniatados.

Qué pavorosa esclavitud de isleño,
yo, insomne, loco, en los acantilados,
las naves por el mar, tú por tu sueño.

Menu