Damián Moreno Benítez

Foto Damián Moreno

Soy Damián Moreno Benítez, profesor de Lengua Castellana y Literatura en el I.E.S. Juan Sebastián Elcano de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), donde actualmente soy Jefe del Departamento de Lengua. Llevo más de treinta años como profesor y soy funcionario de carrera desde 1999. Además estoy orgulloso de colaborar con el Equipo Opolengua como preparador de Lengua para las Oposiciones de Lengua Castellana y Literatura.

Formación académica

En lo académico, soy Doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla (2010), licenciado en Filología Hispánica (1990) y en Filología Italiana (2000) por la Universidad de Sevilla. Poseo también el Diploma de Estudios Avanzados por la UNED (2003) y pertenezco al grupo de investigación “Argumentación y Persuasión en Lingüística” que dirige Catalina Fuentes en la Universidad de Sevilla desde 2004, con el que he participado en numerosos congresos internacionales y nacionales así como he realizado publicaciones en las áreas de la Lingüística Pragmática, la Teoría del Discurso, la Argumentación y las repercusiones sociales de la lengua en ámbitos como la política, la inmigración o la mujer.

Experiencia docente

En lo laboral, trabajo como profesor de Enseñanza Secundaria en el instituto mencionado, aunque he pasado por una docena de institutos desde que comencé a trabajar como interino. En el centro anterior, IES San Lucas, fui Jefe de Estudios durante siete años. También he sido Presidente de Tribunal de oposiciones de Lengua en 2018. Y soy preparador de Lengua con Opolengua precisamente desde 2018.

Mi historia como opositor de Lengua

A pesar de este currículum, tengo que decir que me costó bastante conseguir la plaza de profesor de Lengua, ya que me cogió la crisis económica de los años 90. En aquellos años había pocas plazas y muchos aspirantes. Se cambió el procedimiento anterior y se puso durante tres años una única prueba, que era la llamada encerrona, el examen oral, al cual luego se le sumaban los puntos del concurso, de manera que las posibilidades para los nuevos aspirantes eran mínimas. Se pretendía que accedieran en masa los interinos. Con todo, gracias a mi primer examen en 1991, en el que obtuve muy buena nota, logré acceder como sustituto al siguiente año solo durante 15 días.

Mi experiencia como interino

En los cursos siguientes estuve haciendo sustituciones en la provincia de Sevilla hasta que en 1995 me dieron la primera vacante en Trebujena (Cádiz). Mientras tanto, seguía presentándome a las oposiciones de Lengua los años que se convocaban, pero tuve que cambiar el temario en tres ocasiones. Me preparé yo mismo los temas, porque no me gustaban los de las academias que circulaban entonces, pues no tenía la suerte de contar con un equipo como el de Opolengua. Siempre solía elegir los temas de Lengua si me tocaban, pues mi especialización era la Lingüística, pero mi sensación era que mis exámenes debido a su especialización y actualización no llegaban al tribunal, que suele estar compuesto por profesorado de Lengua acostumbrado a una práctica docente mucho más tradicional y sencilla. Aprendí que hay que guardar un difícil equilibrio entre lo novedoso y la práctica habitual de los institutos.

¿Cómo obtuve la plaza de Lengua en 1998?

Finalmente conseguí la plaza en el 98 con un tema de Lengua. Otra enseñanza que saqué de este proceso es que es muy importante acudir a la encerrona con calma, habiendo descansado, ya que todo el trabajo ya se ha realizado previamente. Los factores externos también son importantes e influyen tanto en el opositor como en el tribunal. En mi caso, después de pasar las dos pruebas previas con buena nota, hice la locura de irme de viaje, pues tenía más de una semana para la siguiente convocatoria. Me vino muy bien, porque llegué fresco y relajado al examen oral, mientras veía que mis compañeros estaban agotados y nerviosos después de una semana preparando intensamente dicha prueba.

Mi experiencia como presidente del Tribunal de Oposiciones de Lengua

Mi experiencia como presidente de Tribunal de Oposiciones reforzó estas ideas. En primer lugar, comprobé que el proceso se hace con imparcialidad y la máxima objetividad posible, pero que es inevitable que intervengan factores externos, sobre todo en la exposición oral, pues son determinantes la hora y el puesto en que te toca exponer y otros elementos que hay que cuidar: llevar una vestimenta adecuada y algo llamativo que te identifique, para que el tribunal te pueda recordar cuando revise las puntuaciones; no quedarse sentado en la mesa del profesor, sino utilizar la pizarra, dirigirse a los miembros del tribunal con soltura, sostener la mirada, utilizar los gestos y expresiones adecuadas; utilizar diferentes tonos de voz en función de lo que se dice, etc.

La preparación del ejercicio escrito en las oposiciones de Lengua es fundamental

En cuanto al escrito, hay que controlar muy bien el tiempo, para que no quede en blanco o escaso ningún apartado o ningún ejercicio, en el caso de que también haya uno práctico. Es importante, por tanto, llevar una buena preparación previa y también practicar todos los ejercicios para controlar al máximo todo lo que esté en nuestra mano.

¿Por qué Opolengua es una buena alternativa?

Por ello, invito a los opositores a que contraten los servicios de Opolengua porque van a tener la garantía de contar con unos temas bien preparados y actualizados al mismo tiempo que adecuados al nivel exigido para el profesorado de secundaria, con una metodología muy clara, precisa y eficaz para memorizar y exponer los temas, con una preparación de los supuestos prácticos, en el caso de que sea necesario, también adecuada y exigente y, finalmente, con un grupo humano preparado y cercano que está a disposición de los opositores para todo lo que necesiten.

Mi colaboración con Opolengua como preparador de Lengua

Este es uno de los motivos por lo que me gusta colaborar con Opolengua como preparador de oposiciones, junto al hecho de que es una empresa seria, honesta y eficaz, que siempre tiene como objetivo que el opositor alcance su meta: la consecución de la plaza, y se sienta cómodo y acompañado en ese arduo camino.
Animo, por tanto, a todos los que queráis obtener la plaza de profesor de lengua a que lo hagáis con Opolengua, porque vuestro éxito está garantizado

Publicaciones

Moreno, D. (2006), “Naufragio administrativo: la dimensión argumentativa de los adjetivos relacionales”, en C Fuentes y Mª Márquez (ed.), Actitudes ante la inmigración: el reflejo lingüístico, Sevilla, Junta de Andalucía Dirección General de Coordinación de Políticas Migratorias, págs. 135-154 (ISBN: 84-690-0673-3).

Moreno, D. (2006), “Denominación de los inmigrantes en el lenguaje periodístico actual”, en C Fuentes y Mª Márquez (ed.), Actitudes ante la inmigración: el reflejo lingüístico, Sevilla, Junta de Andalucía Dirección General de Coordinación de Políticas Migratorias, págs. 34-154 (ISBN: 84-690-0673-3).

Moreno, D. y López, J.M. (2009), “Agresividad verbal en la escuela”, en Fuentes, C.-Alcaide, E. (ed.) (2009): Manifestaciones textuales de la (des)cortesía y agresividad verbal en diversos ámbitos comunicativos, Sevilla, Servicios de Publicaciones de la UNIA, págs. 118-139 (ISBN: 978-84-7993-089-9).

Moreno, D. (2009), “Descortesía y violencia verbal en el aula: la relación alumno-profesor” en Lingüística en la red (Linred), 7, Madrid, págs. 1-25 (ISSN: 1697-0780).

Moreno, D. (2010), “De ‘violencia doméstica’ a ‘terrorismo machista’: el uso argumentativo de las denominaciones en la prensa” en Discurso y Sociedad, 4, (4), págs. 893-917 (ISSN: 1887-4606).

Moreno, D. (2010), La dimensión argumentativa de los adjetivos relacionales, Sevilla, Universidad de Sevilla. Tesis doctoral (en formato digital). (Presentada para su defensa el 25/11/2010)

Moreno, D. (2011), “Descortesía y violencia verbal en los jóvenes: la relación con otros miembros de la familia”, en C. Fuentes Rodríguez, E. Alcaide Lara, E. Brenes Peña (eds.): Aproximaciones a la (des)cortesía verbal en español, Berna, Peter Lang, págs. 461-476 (ISBN: 978-3-0343-0502-0).

Moreno, D. (2011), “Distintas funciones funciones de la descortesía: los insultos de los políticos en la prensa escrita” en Lingüística en la red (Linred), 9, Madrid, págs. 1-32 (ISSN: 1697-0780).

Moreno, D. (2012), “Los alcaldes y las alcaldesas: referencia a personas y género en el lenguaje parlamentario andaluz”, en Discurso y Sociedad, 6, (1), págs. 216-233 (ISSN: 1887-4606).

Moreno, D. (2013), “La ambigüedad como estrategia argumentativa en la televisión” en C. Fuentes Rodríguez (coord.): (Des)cortesía para el espectáculo: estudios de pragmática variacionista, Madrid, Arco/Libros, págs. 233-270 (ISBN: 978-84-7635-856-6).

Moreno, D. (2015), «Adjetivo y argumentación en el lenguaje parlamentario. La variable de género», en  Lingüística en la red (Linred), 13, pp. 1-24.

Moreno, D. (2018), “Entre la realidad y el deseo: la modalidad en la estructura  del enunciado”, Círculo de Lingüística Aplicada a la Comunicación, 75, págs. 65-86.

Moreno, D. (2019), “El vocativo en la estructura del enunciado”, en C. Fuentes y S. Gutiérrez Ordóñez (coord.), Avances en macrosintaxis, Madrid, Arco/Libros, págs.. 89-128.

Moreno, D. (2019), «Un nuevo operador del desacuerdo: ¿Hola?«, ELUA, Anexo VI, págs. 157-172.

Moreno, D. (2020), «El operador modal de obligación: por fuerza«, RILCE, 36 (3), págs. 1158-1189. ISSN 0213-2370

Moreno, D. (2021), «Los operadores modales de obligación» en C. Fuentes, E. Brenes y V. Pérez Béjar (Coords.), Sintaxis discursiva: construcciones y operadores en español, Berna, Peter Lang. págs. 225-262 (ISBN: 978-3-0343-4306-0)

Moreno, D. (2021), “Actualización en el discurso institucional femenino: el caso de la Reina Letizia” en C. Fuentes Rodríguez (coord.), Argumentación y discursos, Madrid, Arco/Libros, págs. 79-108. (ISBN: 978-84-7133-862-4)

Moreno Benítez, D. (2022). “Como siempre, como nunca, construcciones argumentativas y modales con adverbios de tiempo” en C. Fuentes Rodríguez (ed.), Operadores argumentativos, Madrid, Arco / Libros, págs. 247-266 (ISBN: 978-84-7133-871-6)

Moreno Benítez, D. (2022): “El discurso empresarial femenino: el caso de Ana Botín”, Annali, sezione romanza, LXIV, 1, Università di Napoli L’Orientale, págs. 63-97. (ISSN 0547-2121)

Moreno Benítez, D. (2023): “Propuesta de uso de los operadores modales en ELE” en C. Fuentes Rodríguez y E. Brenes Peña (eds.), La enseñanza-aprendizaje de conectores y operadores discursivos en ELE, Madrid, Arco/Libros, págs. 163-184. (ISBN: 978-84-7133-889-1)

Menu