¡Ponte a prueba! 21/2019 (Solución) Oposiciones de Lengua castellana y literatura

Como cada lunes traemos la solución al acertijo del fin de semana con el que ayudamos a preparar la prueba de cometario de las oposiciones de Lengua castellana y literatura. Ya sabéis que proponemos un texto para que las personas que opositan nos digan cuál es su título, autor, género, época y movimiento literario.

Esta semana ha habido algunas dificultades con la página de Facebook y el enlace no funcionaba bien, por lo que pedimos disculpas a todas las personas que quisieron participar y no pudieron hacerlo. Afortunadamente, Mercedes Mateos nos avisó mediante un oportuno mensaje y pudimos subsanar el problema. Se lo agradecemos vivamente.

Se trata de un poeta que me ha acompañado toda mi vida y al que le estoy agradecido por muchos de sus versos. El texto, efectivamente era el poema de Antonio Machado (1875-1939) “El crimen fue en Granada” de Poesías de la guerra (1936-37), en el que con eco desgarrado narraba y lloraba la muerte del poeta granadino, fusilado tristemente al inicio de la guerra civil española. Elegíamos este poema para conmemorar la muerte de don Antonio, para mi gusto el mejor poeta español del siglo XX, nunca suficientemente alabado y cuya figura, de tan grande, ni siquiera fue silenciada bajo el franquismo, a pesar de ser un reconocido partidario del bando perdedor de nuestra guerra. Mi padre, que nació en 1932, se sabe algunos poemas suyos de memoria y yo mismo le regalé su libro de texto de Lengua de primaria (el Triptolemo) y en él están sus poemas. Siento admiración por el poeta sevillano desde mi infancia y recuerdo con emoción cómo me compré el disco de Serrat cuando tenía doce años o cuando visité su tumba en Colliure recorriendo el mismo camino que él hizo desde España, en 1998, tras sacar mi plaza como funcionario. Admiración por su amor a España, por su sencillez poética, por su capacidad de enamorarse y vivir el amor sin dobleces (hoy su relación con Leonor sería atacada por muchos de los que se ponen cualquier lazo que pillen a mano o que lo utilizan políticamente) y por hacer una poesía para todos los españoles y los seres humanos. Un hombre bueno, como el mismo decía.

Y debo dar la enhorabuena a Laura Cancio Menéndez, que acertó plenamente el poema y así lo hizo constar en nuestra página de Facebook. Ojalá tenga la misma suerte el día D.

Y nada más. Este miércoles seguiremos con nuestra opinión sobre las características que ha de tener un buen temario y el viernes con otra entrega de nuestro acertijo. 

Se le vio caminar solo con Ella,
sin miedo a su guadaña.
—Ya el sol en torre y torre, los martillos
en yunque— yunque y yunque de las fraguas.
Hablaba Federico,
requebrando a la muerte. Ella escuchaba.
«Porque ayer en mi verso, compañera,
sonaba el golpe de tus secas palmas,
y diste el hielo a mi cantar, y el filo
a mi tragedia de tu hoz de plata,
te cantaré la carne que no tienes,
los ojos que te faltan,
tus cabellos que el viento sacudía,
los rojos labios donde te besaban…
Hoy como ayer, gitana, muerte mía,
qué bien contigo a solas,
por estos aires de Granada, ¡mi Granada!»

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter