¡Ponte a prueba! 18/2020 (Solución) Oposiciones de Lengua castellana y literatura

Ya estamos en febrero y eso significa que tenemos que apretar un poco más porque se acerca el deseado y temido día D. Y es lunes y eso significa que es el día en que resolvemos el acertijo “¡Ponte a prueba!” para comprobar nuestra competencia literaria y preparar la prueba del comentario de texto de las oposiciones de Lengua Castellana y Literatura.

Y no podemos estar más contentos porque la autoría del poema ha sido acertada por nuestros participantes. Efectivamente, se trataba de un poema de Miguel Hernández (1910-1942), Más en concreto, se trataba de “El trino – Por la vanidad”, poema no incluido en el libro Perito en lunas y recopilado en el capítulo “Poemas varios (1933-1934)” por Leopoldo de Luis y Jorge Urrutia en Miguel Hernández: Obra poética completa (Zero, 1976). En este soneto, Miguel Hernández parece referirse al grupo del 27 y probablemente al rechazo que sufrió por parte de García Lorca, Alberti y Cernuda debido a sus orígenes campesinos. Como dice su biógrafo José Luis Ferris en Miguel Hernández. Pasiones, cárcel y muerte de un poeta en Temas de Hoy (2002): “La conjura literaria contra Hernández la capitanearon Federico García Lorca, Luis Cernuda y Rafael Alberti”. En una entrevista, Ferris señalaba las razones de esta marginación: “[Lo marginaron]… por muchos motivos, eran burgueses que no admitían más socios, y sobre todo [Miguel Hernández era]un muchacho de provincias que rechazaban. Miguel Hernández empezó a hacerle sombra a Lorca y él no lo podía soportar, y Alberti nunca soportó que Hernández le robara la etiqueta de poeta de la revolución, y eso se lo puso la historia. Pero uno no puede ser poeta de la revolución si pasa la guerra abrigado y en la sede de la Alianza de Intelectuales en Madrid, y no en la primera línea de fuego jugándose la vida, como Miguel.”

Así pues, han sido bastantes los participantes y todas las respuestas han sido acertadas, pues aunque no hayan señalado al poeta de Orihuela, los razonamientos son acertados, ya que, efectivamente, se trata de un poeta de raíces clásicas y por ello sus versos pueden ser adscritos como señala Mercedes Mateos al Siglo de Oro. María Osuna lo sitúa en el Romancticismo y Javier Ojeda lo relaciona con el 27. Pero han sido Paola Mira Pérez, Ángela EM, Alegala Mell y Esperancita MP quienes lo acaban relacionando con el autor alicantino. Por ello, hay que darles una muy cordial enhorabuena y desearles la misma suerte el día D.

Y nada más por hoy. Volveremos el miércoles, como siempre, con nuestra entrada de análisis.

Saludos y ánimo.

Pájaros hay que el pío por el pio
dan, en el más recóndito verdor
de la rama: la merla, el ruy-señor
y la zumaya: enamorado trío.

¡Píos en soledad!… Bajo lo umbrío
reluce más, anónimo, el tenor,
que, si ve que le miran, el amor
de aquella devoción torna en desvío.

¡Qué primor!: ¡Qué pudor y qué exquisito,
el del pájaro simple y soberano
que ni pide ni sufre espectadores!

¡Ay, que del extremo del vuestro mi prurito,
desvelándose siempre por el vano
eco, merlas, zumayas, ruy-señores!

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter