¿Por qué estas oposiciones las aprueba todo el que persiste?

Photo by Stefan Gessert on Unsplash
Photo by Stefan Gessert on Unsplash

Estas oposiciones las aprueba todo el mundo… que persiste
Yo siempre digo que estas oposiciones, las de educación, las aprueba todo aquel que persiste. Y es verdad. En mi experiencia de más de veinte años como preparador, lo cierto es que no he conocido todavía ningún caso de ninguna persona que, habiendo persistido realmente, no haya obtenido la plaza. Yo podría poner aquí muchas anécdotas vitales que lo prueban. Y muchas personas pensarán: ¿Cómo es esto posible?

¡Esto es un concurso-oposición, idiota!

En primer lugar, y siguiendo la famosa frase de Clinton, hay muchísimas personas que se embarcan en las oposiciones sin ser conscientes de que no van a unas oposiciones puras. Esto no son unas oposiciones puras, sino un concurso-oposición y esto hace que se pueda obtener plaza con una nota muy baja, ya que según el RD la nota de la oposición equivale al 60% y la del concurso al 40%.

¿Cómo se obtiene la calificación global en las oposiciones?

Eso quiere decir que la nota de la oposición ha de multiplicarse por 0,6 y la del concurso por 0,4. Es decir, un interino que saque un 5 en las oposiciones sumará 3 puntos (resultado de 0,6 por 5) y si tiene todos los puntos del baremo, al multiplicarlos por 0,4, sumará otros 4 puntos más (resultado de 10*0,4), por lo que tendrá un 7 global. Un opositor normal para alcanzar ese 7 global, contando que tenga 3 puntos de baremo (gracias a todos los cursos de formación y algún título más como los de idiomas) sumaría 1,2 (resultado de 0,4 por 3) por lo que para alcanzar al interino, necesitará sacar un 8 (que es una nota verdaderamente difícil en las oposiciones) que se convertiría en un 4,8.

Veámoslo en esta tabla.

 ConcursoPonderadoOposiciónPonderadoTOTAL
Opositor A10 puntos4 puntos5 puntos3 puntos7 puntos
Opositor B3 puntos1,2 puntos8 puntos4,8 puntos7 puntos

Eso quiere decir que si A obtiene un 6 en la oposición, tendrá en total un 7,6 lo que obligará a B a sacar un 9 y si A obtiene un 7, obligará a B a sacar un 10, lo que es imposible.

En este video se explica detenidamente cómo son las oposiciones.

¿Qué efecto tiene esto en las oposiciones?

Esto tiene enormes efectos en las oposiciones. En primer lugar, nos obliga a hacer todos los puntos que podamos en la fase de concurso. Esto no es una tontería y ningún opositor lo puede dejar pasar. En segundo lugar, hace que los interinos partan con gran ventaja, que se materializa alcanzando un simple 5 en las oposiciones, pues a partir de ahí suma puntos. Eso quiere decir que un tribunal que aprueba mucho, en la práctica, está favoreciendo a los interinos y uno que apruebe poco, los está perjudicando. En tercer lugar, hace que sea común que haya personas que se den un atracón de estudio el primer año para entrar en las listas y luego se relajen y dejen de estudiar, pues como estas listas suelen estar blindadas, simplemente pueden dedicarse a esperar que algún día les caiga un tema que más o menos dominen y con la benevolencia del tribunal ponerse en ese anhelado 5 que les permita sumar los puntos de méritos. Estas son las cuentas que explican cómo puede haber interinos que llevan décadas sin sacar la plaza. El sistema les ha alentado a ello, igual que el ciego enseñó al Lazarillo. En cuarto lugar, puede conducirnos a la frustración de estudiar más que nadie, sacar una gran nota en las oposiciones y no sacar la plaza. Y paradójicamente, obtener la plaza, casi sin estudiar, cinco años después. Y esta es una de las razones por las que todo el mundo que persiste obtiene la plaza.

¿Se puede entrar en las listas sin aprobar?

Alguien se preguntará… “Todo esto está muy bien, pero el primer año al menos tuvieron que estudiar y mostrar una mínima competencia para entrar en las listas.” Y la respuesta ante esto es, “sí, pero muchas personas entraron por bolsas extraordinarias y comenzaron a acumular puntos sin haber aprobado”. Este mismo año está pasando esto. Y eso en los años en que era (como ahora) sacar un 5 en el examen para aprobar, porque cuando se promulgó la LOGSE, entre 1991 y 1993 (hubo oposiciones todos los años) solo había que sacar un 4 en una exposición oral sobre un tema de entre los 86 del temario de entonces (tenías cinco bolas y dos horas para prepararte). Era casi imposible no sacar plaza para un interino. Mi propia profesora de Literatura de COU obtuvo su plaza así. Sacó un 4 mientras que yo saqué un 9,57. Ella tuvo plaza y yo no. Ella tenía 10 puntos de antigüedad que sumó a los 4 del suspenso en el examen y junto 14 puntos. Nadie sacó en aquellas oposiciones menos de 14 puntos para obtener la plaza Todas, absolutamente todas, fueron para interinos.

¿Entonces por qué estudiar las oposiciones?

Esta es una gran pregunta. ¿Para qué estudiar si al final lo que priman son los puntos? Y la respuesta es sencilla: para acabar con una etapa vital y pasar a la siguiente. Obtener la plaza nos permite afrontar nuevos retos vitales, personales y profesionales. La forma de evitar que las etapas vitales se solapen es estudiar sin descanso hasta que obtengamos la plaza. Si ya has entrado en listas este año por las bolsas extraordinarias, no olvides esto: si no estudias y te acomodas, cada vez te costará más trabajo salir de tu zona de confort. No olvides el estudio o te arrepentirás en el futuro.

¿Cuáles son las conclusiones?

Así pues, la primeras conclusiones de esta serie que hoy iniciamos son.
1- Consigue todos los puntos del baremo que puedas. Para ello lee atentamente el Real Decreto 84/2018 o las bases de las últimas oposiciones de tu comunidad.
2- Haz lo posible por entrar en las listas de interinos para comenzar a ganar puntos por antigüedad.
3- Si quieres obtener tu plaza cuanto antes y no llegar a pasar décadas como interino, estudia con fe y ahínco, puesto que solo podrás pasar de pantalla vital cuando hayas alcanzado tu plaza.

Y como siempre, saludos y ánimo.