¡Ponte a prueba! 22/2021 (Solución)

¡Ponte a prueba! 22/2021 (Solución)

Ponte a prueba. Logo Opolengua

Como cada lunes, se inicia una nueva semana de estudio. Ya quedan menos de veinte semanas para el examen de las oposiciones y nosotros volvemos con la solución de nuestro ¡Ponte a prueba!, el acertijo con el que retamos la competencia literaria de las personas que preparan la prueba de comentario de las oposiciones de Lengua Castellana y Literatura.

Decíamos que el texto elegido estaba extraído de una obra que había aparecido en las oposiciones. Y así es, porque apareció en las oposiciones andaluzas en su última convocatoria. El texto era bastante difícil, pues se ha editado muy pocas veces. Aún así, como siempre, ha habido bastantes respuestas acertadas. Así, José Manuel Serrano Valero lo sitúa acertadamente en la Edad Media. Más concretos son Marian Cruz Solana (que lo sitúa con posterioridad a Alfonso X) y David González Garrido (que lo sitúa acertadamente en el siglo XVI). Rafael Robledo Simón señala diferentes razones filológicas que lo llevan a situarlo entre 1250 y 1350. También Anabel Eseéme lo sitúa entre 1284 y 1350 e incluso aventura la posibilidad de que el infante don Juan Manuel sea su autor. Y, para finalizar, María de la Hoz abunda en argumentos filológicos y se inclina, lógicamente con cautela, por señalar al infante don Juan Manuel y al Libro de los estados o el Libro infinido.

Y es que efectivamente era el inicio del capítulo LXXVII del Libro de los estados (datado entre 1327 y 1332) del Infante don Juan Manuel (1282-1348). Así pues, hay que darles la enhorabuena a todos, aunque unas personas se han acercado más que otras. ¡Ojalá que el día D tengan la misma fortuna!

De Don Juan Manuel – http://www.spanisharts.com/books/literature/ampliaciones/jmlest.htm, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=6340078

Y nada más por hoy. Volveremos mañana con una entrada de análisis.

Como siempre, nuestro recuerdo a las víctimas de la pandemia y a sus familiares. Saludos y ánimo.

Si omne a de çercar algun lugar de los suyos conuiene que segund el lugar fuere de fuerte o de flaco que asi faga en los conbatimientos y en los engennos y en las otras cosas que son mester para tomar el lugar. Otro si que ponga muy buen recabdo en guardar los que fueren por lenna o por paja o por yerva et las recuas que troxieron las viandas para la hueste. Ca sienpre los moros se trabajan de fazer danno en las tales gentes. Ca en la hueste que esta asentada nunca ellos se atreuen a entrar, nin otro si de noche nunca gente de moros se atreuen a ferir en la hueste de los christianos. Et esto fazen porque non andan armados nin los sus cauallos non andan enfrenados nin ensellados en guisa que osen meter en ninguna priesa nin estrechura. Pero con todo esto sienpre los christianos deben posar la hueste cuerda mente y tener sus escusas y sus atalayas. Otro si si los moros çercaren algún lugar de los christianos los que estudieren en el lugar çercado deuen trabajar quanto pudieren porque el lugar aya carcaua y baruacana y la baruacana que sea bien foradada en que aya muchas lançeras y muchas saeteras. Ca por razon que los moros non andan armados non ha cosa porque tan bien se se defienda el lugar nin con que tanto mal les puedan fazer commo de la baruacana auiendo y buenos ualesteros et por las lançeras.

Menu