¡Ponte a prueba! 20/2022 (Solución)

¡Ponte a prueba! 20/2022 (Solución)

Comenzamos una interesante semana política. Según manifiesta Alejandro Tiana (secretario de Estado de Educación) en estos días se publicará el decreto de primaria, por lo que esperamos que pronto lo haga también el de secundaria. Mientras tanto, a nosotros nos toca seguir estudiando, preparando la prueba del día D. Pero es lunes y eso quiere decir que es el día en que desde 2016 emplazamos a nuestros seguidores y participantes para dar la solución a nuestro acertijo y la lista de acertantes. Un reto que ha de servir como piedra de toque para las valerosas y esforzadas personas que preparan la prueba de comentario de las oposiciones de Lengua Castellana y Literatura y como solaz para las personas amantes de la literatura en español y su historia.

Y hoy, afortunadamente, nos encontramos con una lista de acertantes bastante amplia. Se trata de una obra que ha aparecido en varias ocasiones en las pruebas y de un autor que ha aparecido todavía más con otras obras suyas. Y recordemos que lo que ya ha salido tiene siempre más probabilidades de salir que lo que no salió nunca. Así que es conveniente apuntar esta obra como una prioridad de lectura para quien no la domine. Y así José Manuel Serrano Valero se centra en lo que es siempre fundamental, el género, e incluye razonadamente el texto en el de los milagros medievales. Mamen Moreno indica la obra y su autoría. Ideas que corroboran con muy acertada argumentación Rafael Robledo Simón y Verónica Prezioso. Finalmente David González Garrido incluso cita el nombre del milagro.

Y es que efectivamente se trataba de ocho estrofas del MilagroXXIV de los Milagros de Nuestra Señora de Gonzalo de Berceo. ¡Enhorabuena a todos ellos y ojalá que el día D tengan la misma suerte.

Y nada más por hoy. Volveremos mañana con nuestro artículo de fondo. Fructírfera semana de estudio. Saludos y ánimo.

El sennor que non quiére : muérte de peccadóres
Mas que saluen las almas : emyénden los erróres,
Tornó en ést enfermo : de mortáles dolóres,
Que éra engannado : de malos traydóres.
Los biénes que fiziéra : enlos tiempos traydos,
El buen sennor non quiso : quelí fuéssen perdídos;
Revisclo los sus sentídos : que yazian amortídos,
Abrió luégo los óios : que tenía adormídos.
Respiró un poquiéllo : tornó en su sentído,
Comidió su faziénda : uióse mal tannído;
Comidió más adéntro : qué avia prometído,
Allí cayó teófilo : en tierra amortecído.
Dixo entre sy mísmo: mesquíno, malfadádo,
Del otéro que estovi : quí me a derribádo
L’a alma he perdída : el cuérpo despreciádo,
El bien que he perdido : no lo uere cobrado.
Mezquino peccadór : non uéo do ribar,
Non fallaré qui quiéra : por mí adios rogár;
Morré como qui yáze : en médio dla már,
Que non uéde terrénno : do puéda escapár.
Mezquíno ¡aï mí! : nasquí en ora dura,
Matéme con mis manos : masque en hóra dúra;
Auía me sentádo dios : en buena mesura:
Agóra e perdída : toda buéna ventúra.
Mezquino, porque quiéra : tornár enla gloriosa,
Que díze la escriptura : que es tan piadósa,
Non me querrá oyr : ca es de mi sannosa,
Porque lá denegué : fiz tan esquíba cosa.
Non óvo mayór cúlpa : Júdas el traydór
Que por póccos dinéros : uendió a su sennór;
Yo pequé sóbre todos : mezquino peccadór,
Que por mí non será : ninguno rogador.