Ponte a prueba 14/2023 (Solución)

Ponte a prueba 14/2023 (Solución)

Hoy es lunes y comenzamos la última semana antes de las vacaciones de Navidad, durante la que realizaremos nuestros exámenes de preparación del día D. Ha sido un año muy intenso, con novedades legislativas muy importantes (el nuevo Real Decreto 270/2022 y los decretos curriculares) que nos han obligado a adaptarnos a las nuevas situaciones que se producían tutorizando tres cursos diferentes (Total, Opolengua 2 y Opolengua 2023). Y como no podía ser menos, no podemos olvidar nuestro ¡Ponte a prueba!, el acertijo con el que desde 2016 queremos ayudar a las nobles personas que preparan las oposiciones de Lengua Castellana y Literatura con un texto que les permita simular las condiciones que tendrán que afrontar el día D en la temida prueba de comentario de texto. Es por ello fundamental aceptar el pacto tácito de no consultar fuentes para afrontar este sencillo y humilde reto, pues el día D no podremos disponer de Internet para suplantar nuestra verdadera competencia literaria. Ahí reside la grandeza y la dificultad de la prueba que nosotros pretendemos preservar en su pureza para bien de todas las personas que nos siguen.

Decíamos el viernes que el texto era interesante por variadas razones y así nos lo parecía pues en realidad este reto trataba, sobre todo, de acertar el género, que es siempre el elemento más importante del comentario y en este caso todavía más.

Y como siempre, hemos tenido personas que han mostrado su competencia literaria. Y así, Verónica Prezioso señala acertadamente el género del romance que, efectivamente comenzó a representarse en octosílabos en el siglo XVI, Nathalie Marañón acierta al indicar que se trata del juramento que el Cid tomó al rey Alfonso VII y es Eva López Santuy quien hace pleno al señalar el título de la obra.

Y es que se trataba que se trata del “Romance de la jura de santa Gadea”, según la versión del Cancionero de romances (1550). Es, por tanto un romance épico, perteneciente al ciclo del Cid.

Y nada más por hoy. Mañana volveremos con una nueva entrada de análisis, en este caso sobre la convocatoria de oposiciones de Murcia.

—Villanos te maten, Alfonso; villanos, que no hidalgos;
de las Asturias de Oviedo, que no sean castellanos;
mátente con aguijadas, no con lanzas ni con dardos;
con cuchillos cachicuernos, no con puñales dorados;
abarcas traigan calzadas, que no zapatos con lazo;
capas traigan aguaderas, no de contray ni frisado;
con camisones de estopa, no de holanda ni labrados;
caballeros vengan en burras, que no en mulas ni en caballos;
frenos traigan de cordel, que no cueros fogueados.
Mátente por las aradas, que no en villas ni en poblado,
y sáquente el corazón por el siniestro costado,
si no dijeres la verdad de lo que te es preguntado:
si fuiste o consentiste en la muerte de tu hermano.
Las juras eran tan fuertes que el rey no las ha otorgado.
Allí habló un caballero que del rey es más privado:
—Haced la jura, buen rey, no tengáis de eso cuidado,
que nunca fue rey traidor, ni papa descomulgado.
Jurado había el rey que en tal nunca se ha hallado;
pero allí hablara el rey malamente y enojado:

Feliz fin de semana. Saludos y ánimo.