Ponte a prueba 17/2023

Ponte a prueba 17/2023

Nuevamente es viernes y por ello es el día en que en www.opolengua.com, como siempre, desde hace seis años, ofrecemos un amable y sencillo reto, el ¡Ponte a prueba!, para servir como banco de pruebas a las nobles y valientes personas que preparan la temida y reveladora prueba del comentario de texto de las oposiciones de Lengua Castellana y Literatura. Ya sabemos que el día D se nos van a plantear textos para comentar y debemos ser capaces de reconocer sus rasgos esenciales sin otro apoyo que nuestra competencia literaria, por lo que en el reto se trata de emplear los mismos medios que usaremos ese día. Este acertijo, además, y así ocurre cada semana, no es solo para aspirantes a la plaza, sino que tiene vocación de animar y divertir, a todas las personas que, en ambos hemisferios, aman la lengua española y su literatura.

Hoy traemos un texto precioso que quizá sea difícil, pero estamos seguros de quee podría aparecer este mismo año en las oposiciones por su belleza y oportunidad. Como siempre, debemos reconocer la obra y su autoría. Pero es probable que esto no sea posible y con razonar la adscripción del texto a su género, su época y su movimiento podemos podremos salir bien librados de la prueba.

Como siempre, puedes participar escribiendo comentarios en la página de Facebook de opolengua.com (no en la mía personal) hasta el domingo por la noche. Nosotros daremos el lunes la solución del reto y la lista de acertantes.

Y nada más por hoy. Feliz fin de semana. Saludos y ánimo.

Del mar azul las transparentes olas
mientras blandas murmuran
sobre la arena, hasta mis pies rodando,
tentadoras me besan y me buscan.

Inquietas lamen de mi planta el borde,
lánzanme airosas su nevada espuma,
y pienso que me llaman, que me atraen
hacia sus salas húmedas.

Mas cuando ansiosa quiero
seguirlas por la líquida llanura,
se hunde mi pie en la linfa transparente
y ellas de mí se burlan.

Y huyen abandonándome en la playa
a la terrena, inacabable lucha,
como en las tristes playas de la vida
me abandonó inconstante la fortuna.