Ponte a prueba 17/2023 (Solución)

Ponte a prueba 17/2023 (Solución)

Ponte a prueba. Logo Opolengua

Como cada lunes, comenzamos la semana en www.opolengua.com, con la solución y ka lista de acertantes de nuestro ¡Ponte a prueba!, el reto que pretende servir de banco de pruebas a las esforzadas y nobles personas que preparan el comentario de texto de las oposiciones de Lengua Castellana y Literatura.

El viernes decíamos que el texto propuesto era una bella muestra de nuestra literatura y que considerábamos que bien podría aparecer este poema u otro de su autora en las oposiciones de este año. La razón es que, si observamos las últimas convocatorias, el número de textos escritos por mujeres ha aumentado considerablemente.

Como siempre, ha habido una gran participación y, una vez más, nuestros participantes han hecho gala de su fina competencia literaria. Así, José Manuel Serrano Valero lo sitúa de forma genérica en la época contemporánea (que iniciada con la independencia de EEUU llega hasta nuestros días). Con gran precisión, Jorge DB, Nathalie Marañón y Lydia P García lo atribuyen a Rosalía de Castro. ¡Enhorabuena a todos ellos y ojalá que el día D tengan la misma fortuna!

Y es que, efectivamente, se trataba de uno de los poemas de Rosalía de Castro (1837.1885) , la mejor poetisa española del siglo XIX, incluido en su obra En las orillas del Sar (1884), una de las más bellas muestras del Romanticismo español.

Y nada más por hoy. Mañana volveremos con nuestro artículo de fondo, analizando alguna convocatoria de las surgidas en las últimas semanas.

Saludos y ánimo. ¡A por la plaza!

Del mar azul las transparentes olas
mientras blandas murmuran
sobre la arena, hasta mis pies rodando,
tentadoras me besan y me buscan.

Inquietas lamen de mi planta el borde,
lánzanme airosas su nevada espuma,
y pienso que me llaman, que me atraen
hacia sus salas húmedas.

Mas cuando ansiosa quiero
seguirlas por la líquida llanura,
se hunde mi pie en la linfa transparente
y ellas de mí se burlan.

Y huyen abandonándome en la playa
a la terrena, inacabable lucha,
como en las tristes playas de la vida
me abandonó inconstante la fortuna.

Menu