Análisis de la convocatoria de oposiciones de Galicia

El día 12 de marzo, a escasas horas de que el Gobierno de España instaurase el estado de alarma, la Junta de Galicia convocó sus oposiciones de secundaria 2020. Es imposible ahora mismo saber si se producirán en la fecha que esta convocatoria señala, el 20 de junio, pero siguiendo nuestra política de siempre de comentar solo hechos consumados y no rumores, vamos a analizarlas en previsión de lo que pueda ocurrir, acontecimientos a los que, como es lógico, prestaremos atención constante. En todo caso, nos remitimos al artículo publicado sobre este tema (Oposiciones y coronavirus) publicado este lunes.

Los elementos básicos de esta convocatoria de oposiciones son los siguientes:

 Galicia
Número de plazasLCL 48
Fecha de presentación de solicitudesDel 16 de marzo al 3 de abril 
Fecha de examen20 de junio de 2020
Tasas43,30€
Inclusión en listas de interinidadNo alude.
Valor tema y ejercicio práctico60% ejercicio práctico y 40% tema
Filtros discriminatoriosFiltro lingüístico
Duración ejercicio práctico  (A)Máximo de tres horas
Valor unidad y programación segunda parte40% programación y 60% unidad didáctica
ProgramaciónIncluirá, como mínimo, 15 unidades didácticas que deberán estar enumeradas, y tendrá, sin incluir anexos, una extensión máxima de 60 folios, formato DIN-A4, escritos a una sola cara y doble espacio interlineal (a excepción de las tablas, en las que no será preciso respetar el espacio interlineal), con letra tipo arial, sin comprimir, tamaño de 12 puntos. En la extensión máxima de 60 folios no se computará la portada ni la contraportada. Sí se computará el índice.   
Unidad didácticaEl personal aspirante dispondrá de una hora para la preparación de la unidad didáctica, y podrá utilizar el material que considere oportuno, sin posibilidad de conexión con el ex- terior, por lo que el material que vaya a utilizar no podrá ser susceptible de dicha conexión (ordenadores portátiles, teléfonos móviles etc.)  
Exposición oralPara la exposición, el personal aspirante podrá utilizar el material auxiliar que considere oportuno y que deberá aportar él mismo, siempre que sea aprobado por el tribunal, así como un guion que no excederá de una página y que se entregará al tribunal al final de la misma. La defensa de la programación no podrá exceder de veinte minutos ni la exposicón de la unidad didáctica de treinta. La duración del debate, en su caso, durará diez minutos. 

Por lo que se refiere al ejercicio práctico, la convocatoria señala:
Consistirá en la realización de todos o de alguno de los siguientes ejercicios: 

1. Un comentario filológico de un texto anterior al siglo XVIII.
2. Un comentario literario de un texto de un autor del Siglo de Oro. 

3. Un comentario lingüístico de un texto de un autor de los siglos XIX o XX. 

El tiempo para la realización del ejercicio será el que establezca el tribunal, sin que pueda exceder de tres horas. 

Lo más llamativo de la convocatoria de Galicia

Hay una serie de elementos interesantes en la convocatoria gallega.

Lo primero a comentar, como siempre que esto se produce, es la existencia de un filtro lingüístico que impedirá que buenos aspirantes, grandes docentes, como pudiera haber sido Gerardo Diego o Antonio Machado, no hubieran podido dar clase en La Coruña por no saber gallego. Como siempre decimos, esto nos parece romper la igualdad entre todos los españoles y una mala noticia para los usuarios del sistema, que son los alumnos, que no pueden tener buenos profesores si estos no saben gallego.

En todo caso, lo más interesante de la convocatoria gallega es el hecho de que aparecen como anexos las rúbricas de los tribunales de programación y unidad didáctica, lo cual puede suponer de gran ayuda a los opositores para preparar la prueba y pone además a todo el mundo en pie de igualdad. Nos parece un gran acierto esta medida. Ojalá todas las convocatorias siguieran su ejemplo.

Por otro lado, hay que señalar el hecho de que la programación no habrá de entregarse al tribunal hasta que se haya superado la primera fase. Esto nos parece bien, porque simplifica el acto de presentación y el trabajo de los tribunales, porque es absurdo que recojan todas las programaciones sabiendo que habrá personas que no pasarán la primera fase.

Finalmente, en esta oposiciones también tendrán que leer los aspirantes sus ejercicios de la primera prueba, lo que significa que debemos preparar esa lectura de forma concienzuda ensayando las veces que sean necesarias hasta conseguir resultados óptimos.

Se interrumpen los plazos de las oposiciones convocadas

A esto hay que añadir que el Gobierno ha acordado que “se interrumpen los plazos de los procedimientos administrativos en curso… hasta que cese el estado de alarma.” Es decir, que no se pueden echar las instancias de las convocatorias ya en curso (y que habíamos comentado en este blog desde hace semanas) hasta que no cese el estado de alarma. Esta es la información oficial de la que disponemos hasta este momento.