Elena de Pablos: número uno de su tribunal y séptima mejor nota en las oposiciones de Lengua Madrid 2023

Elena de Pablos: número uno de su tribunal y séptima mejor nota en las oposiciones de Lengua Madrid 2023

Elena de Pablos, número 1 de su tribunal de las oposiciones de Lengua Madrid 2023
Elena de Pablos, número 1 de su tribunal de las oposiciones de Lengua Madrid 2023

Hoy traemos el testimonio de Elena de Pablos Trigo, una persona que ha demostrado su grandeza y su madurez al ser capaz de sobreponerse a las circunstancias de forma sobresaliente hasta alcanzar una posición de privilegio en la lista de aprobados de las oposiciones de Lengua de Madrid 2023. Su inteligencia, su sensibilidad literaria, su gran capacidad de sacrificio y su amor por nuestra asignatura van a formar parte, ahora ya con su plaza, del capital del sistema de enseñanza público de la Comunidad de Madrid. ¡Enhorabuena para ella y para todos sus alumnos, que disfrutarán de sus clases!

Objetivo cumplido: séptima mejor nota de las oposiciones de Lengua en la Comunidad de Madrid

Me llamo Elena de Pablos y, después de años durísimos, he conseguido el objetivo que llevo persiguiendo desde 2019. Hoy celebro que, gracias a mi esfuerzo, sacrificio y constancia, he conseguido la plaza, siendo la número uno de mi tribunal y la séptima mejor nota de Lengua Castellana y Literatura en la Comunidad de Madrid.

Constancia y esfuerzo

Nunca he dejado de estudiar. Tras licenciarme en Filología Hispánica, realicé dos másteres y continué con el Grado en Lenguas Modernas, Cultura y Comunicación.  En 2015 y, mientras continuaba con mis estudios de japonés, comencé el doctorado que finalicé en 2019, obteniendo Mención Cum Laude en mi tesis doctoral. Y en mayo de 2019 me vi con muchos estudios y muy pocas salidas laborales. ¿Y ahora qué debía hacer? Después de varios trabajos poco cualificados y temporales, necesitaba encontrar una estabilidad laboral.

Las oposiciones de 2020 y la pandemia

Con ese deseo comencé a preparar las oposiciones en octubre de 2019. Me apunté a una academia y empecé a estudiar duro; tenía claro que necesitaba asegurar los temas y me mentalicé de que debía llevar al menos cincuenta. Sin embargo, llegó la pandemia y las oposiciones se retrasaron a 2021, lo que suponía un año más de estudio y el alejamiento de mi objetivo. 

Las oposiciones de 2021: comienzo como interina

En 2021 me presenté a las oposiciones en el tribunal 1 y salí muy contenta; sin embargo, al ver las notas, no había aprobado el examen de los comentarios de texto, quedándome con un 4’71 de media ponderada y no pasando a la segunda fase de las defensas. Quedé devastada y no comprendía qué había podido pasar. Mis compañeros de la academia habían aprobado mayoritariamente y yo no encontraba consuelo con nada; sentía mucha impotencia y frustración. Decidí entonces que era el momento de desconectar y darme un tiempo. Lo único bueno era que en septiembre de 2021 comenzaría a trabajar de interina y podría ganar un sueldo realizando un trabajo que me gustaba.

Una plaza tendría que ser para mí en las oposiciones de Lengua de Madrid 2023

El curso 2021-2022 fue difícil y estresante para mí: me asignaron 1º y 2º de Bachillerato y mis compañeros del departamento no utilizaban libros para estos cursos, por lo que yo asumí el reto: debía diseñar para mis alumnos todos los apuntes y ejercicios con los que iba a trabajar, lo que suponía muchísimo trabajo diario. En enero de 2022, después de las navidades, decidí que era el momento de volver a estudiar y me convencí de que la constancia y el esfuerzo me otorgarían la plaza. Así, desde enero del pasado año hasta junio de 2023, y descansando solo en agosto de 2022 y una semana en los periodos vacaciones de Semana Santa y Navidad, he estudiado duramente para conseguir mi sueño: una plaza tendría que ser para mí.

Buscar ayuda para preparar los comentarios de texto

En agosto de 2022 me di cuenta que iba a necesitar ayuda con los comentarios de texto. ¿Cómo saber si los estaba haciendo bien? En la Comunidad de Madrid no se publican las rúbricas de los exámenes y nunca supe en qué falle en el examen de 2021; ¿y si volvía a ocurrir? No podía suceder de nuevo y tenía que hacer todo lo posible para impedirlo. 

Contacté con Eduardo por el boca a boca

Conocía la página web de Opolengua por los textos del “Ponte a prueba” ya en 2020 y volví a ella para leer los testimonios de aprobados de 2021. La casualidad hizo que una de las personas aprobadas de ese año fuera una compañera mía de Filología Hispánica; aún conservaba su teléfono y decidí preguntarle por Eduardo de Opolengua. Después de que ella me lo recomendara fervientemente como preparador, contacté con Eduardo en agosto de 2022, contratando el “Curso de Comentario Total” y empezando a estudiar en septiembre.

Un ritmo de estudio brutal

Entre septiembre de 2022 y junio de 2023 he estudiado intensamente entre 20-27 horas semanales y, gracias a Eduardo, he aprendido a hacer comentarios de texto. Ha sido un camino duro y lleno de baches. En octubre de 2022, cuando me enfrentaba al primer examen del Curso de Comentario de Texto y estudiando 25 horas semanales, sufrí un fuerte ataque de ansiedad. No tenía tiempo para nada y un simple atasco, que me haría llegar más tarde a mi casa y suponía tener menos tiempo para estudiar, me generaba una ansiedad terrible, llegando a no dormir esa noche por no cumplir los objetivos que yo misma me había marcado; además, habían vuelto mis peores temores a mis pesadillas: suspender la oposición

Dominar la ansiedad sin dejar de estudiar

Hablé con Eduardo que me ayudó a comprender que no podía seguir así y que debía bajar el ritmo. Establecí 20 horas de estudio semanales, los picos de trabajo descendieron levemente (¡volvía a ser profe de Bachillerato en el curso 2022-2023!) y la ansiedad se redujo considerablemente. Con los meses fui aumentando horas de estudio hasta llegar a 30 horas algunas semanas, pero siempre intentando controlar la ansiedad para no llegar a una crisis.

Pulir mi programación didáctica

En abril de 2023 le comenté a Eduardo que necesitaba que me corrigiera la programación didáctica, ya que, si conseguía pasar a la segunda fase, debía asegurarme de que no tuviera errores, por lo que contraté la corrección de la misma. Poco a poco fue puliendo mi trabajo e hizo que me sintiera segura con ella. ¡Podría defenderla si se presentaba la oportunidad!

Resultados de los dos primeros exámenes: Número uno de mi tribunal

Llegó junio y realicé los dos primeros exámenes. Estaba tan nerviosa que no lo hice tan bien como deseaba y, al volver a casa, solo recordaba lo que no había escrito; empecé a pensar que podía haber suspendido de nuevo. Sin embargo, mis miedos me crearon una falsa impresión y pasé a la segunda fase con un notable, obteniendo la mejor nota de mi tribunal (el tribunal 1 de nuevo) en el examen de los comentarios de texto y en el tema. Me jugaba mi plaza en las defensas de la programación didáctica y de la unidad. 

9’7 en la defensa de la programación didáctica y 9’9 en la defensa de la unidad. Séptima mejor nota en las oposiciones de Lengua de Madrid 2023

Presenté mi programación didáctica y mi unidad; creía que había hecho un buen trabajo, pero nunca sabes si ha gustado lo suficiente al tribunal. Fue una sorpresa enorme cuando salieron las notas: 9’7 en la defensa de la programación didáctica y 9’9 en la defensa de la unidad. Mis notas, junto a mis estudios previos, me han brindado una nota muy alta. He sido la número uno de mi tribunal y tengo la séptima mejor nota de Lengua Castellana y Literatura en la Comunidad de Madrid. Ha costado muchísimo, pero la plaza ya es mía.

El esfuerzo, el sacrificio y la constancia tienen su recompensa

Eduardo me ha acompañado en este duro proceso y, gracias a él y a su equipo, he podido perfeccionar los comentarios de texto que, en la comunidad de Madrid, tienen un peso del 70% y son decisivos para pasar a la segunda fase y conseguir la plaza. Hoy puedo decir con una sonrisa que el esfuerzo, el sacrificio y la constancia tienen su recompensa.

Menu