El comentario de texto en las oposiciones de Lengua

El comentario de texto en las oposiciones de Lengua

Brújula
Photo by Ian Keefe on Unsplash

El comentario de texto: una prueba decisiva

Como sabemos, el Real Decreto 276/2007, regula las convocatorias habituales de concurso-oposición de acceso a la docencia en España (no las light que regula el RD 270/2022). Esta norma indica que en la primera parte de la oposición habrá una prueba práctica que, junto con la prueba del desarrollo por escrito de un tema deberán ser aprobadas para pasar a la siguiente fase. También sabemos que esta prueba práctica es la más importante y difícil de las dos, pues tu tasa de suspensos es muy elevada, llegando en ocasiones al 85%

El comentario de texto en las oposiciones de Lengua es el reto y la gran oportunidad

Esta dificultad es, precisamente, la que permite que el 25% de las personas que obtienen la plaza en las convocatorias que la integran puedan hacerlo sin tener antigüedad en el sistema. Esto se debe a que muchísimas personas que sí tienen esa antigüedad no pueden superarla y resultan eliminadas. Esta es la razón de que algunos sindicatos, para facilitar el acceso de quienes llevan mucho tiempo en el sistema, hayan defendido siempre su eliminación. Así pues, esta prueba es el gran reto a superar y también la gran oportunidad, pues quien la supera está muy cerca de la obtención de la plaza.

¿Por qué el comentario de texto en las oposiciones de Lengua es una prueba tan difícil?

La prueba del comentario en las oposiciones de Lengua encierra la máxima dificultad porque se trata de explicar el contenido y la forma de un texto, señalando quién lo cifró y con qué finalidad. Y a esa pregunta solo se puede contestar acudiendo a conocimientos de historia de la literatura, gramática, filología, teoría de los géneros y retórica, además de historia y filosofía. Por si fuera poco, debemos mostrar nuestra comprensión escrita al descifrar el poema y nuestro dominio de la lengua española al construir nuestro texto. Es imposible realizar un buen comentario sobre un soneto de Garcilaso sin dominar los rasgos de la lírica italianizante, la teoría de los géneros, la retórica, etc., además de la historia del siglo XVI en España y la filosofía de la época. En realidad, en esta prueba se integra, prácticamente, todo el temario de las oposiciones.

El comentario de texto en las oposiciones de Lengua es muy diferente de otros tipos de comentario

Hay además otros rasgos decisivos que suponen una dificultad extrema y lo diferencian de un comentario en la universidad o al escribir un libro. Por un lado, la extrema premura con la que se realiza esta prueba, pues según las convocatorias puede oscilar entre una hora y dos horas por texto, lo que es muy poco, como atestiguan todas las personas que la han realizado. Por otro lado, la prueba ha de hacerse sin poder emplear fuentes de consulta. Todo los conocimientos a los que nos hemos referido antes hemos  de tenerlo almacenado en nuestra cabeza. Finalmente, en las oposiciones de Lengua hacemos un comentario que compite contra los de nuestros oponentes. Esto hace que la prueba se desarrolle a un ritmo vertiginoso, con enorme tensión y en esa situación sea como hemos de adoptar decisiones muy rápidas, pues no nos da tiempo a escribir todo lo que detectamos en el texto.

¿Qué tipos de comentario han aparecido en las oposiciones de Lengua?

En los últimos veinte años se han dado estos tipos de texto en las diferentes comunidades autónomas: literario, lingüístico, filológico, pragmático, supuesto práctico, sintáctico, crítico y visual. Hay que señalar en este sentido que un porcentaje importante de las comunidades modifican su prueba de un año para otro, a veces avisando con un mes escaso o incluso sin avisar. El último caso de este tipo se ha dado en las últimas oposiciones vascas de 2023, donde se modificó el modelo de ejercicio sin avisar. Las personas que se fiaron de que sería igual que en 2021 cometieron un grave error.

Preparar la prueba de comentario de texto y cómo 

Obviamente, la conclusión es que para afrontar esta prueba con garantías hemos de prepararla a conciencia y de forma amplia. Y esta preparación puede provenir de leer libros de comentario de texto (desde los clásicos de Lázaro Carreter o Marcos Marín a los más actuales) o de leer comentarios realizados por terceras personas (hay ahora colecciones buenísimas de comentarios de texto como la de Arco Libros). Todo esto nos enseñará muchas cosas, pero no nos enseñará específicamente a realizar comentarios de oposición. También podemos ver a otras personas (por ejemplo, a preparadores) realizar comentarios o realizarlos en grupo en academias. Esto también nos puede ayudar a mejorar. ¿Pero cuál es la mejor forma de preparar la prueba de comentario de texto?

Mi aprendizaje como comentarista de texto

Esa fue la pregunta que yo me hice como opositor en 1993. Yo solo había hecho comentarios en la universidad con Francisco Marcos Marín. En su optativa, a la que solo nos apuntamos doce alumnos pues tenía fama de difícil, tuvimos la oportunidad de aprender de su mano a realizar comentarios exhaustivos, pues nos dejaba meses para hacerlos. Su método, por tanto, era mi base al afrontar las oposiciones. Pero de hacer un comentario en tres meses con bibliografía e incluso consultando a tu profesor en su despacho a hacerlo en dos horas y sin fuentes de consulta media un abismo. Y aquí apareció mi otro maestro, Jesús Felipe Martínez Sánchez, que con su generosidad, mientras hacíamos los libros de texto de Editorial Akal, me enseñó tarde a tarde a enfrentar la prueba corrigiéndome individualizadamente mis comentarios. Me fue bien y obtuve siempre una nota brillante en los comentarios de las oposiciones, siendo el número uno en mi tribunal de Córdoba en 1998. Así que ese mismo método es el que yo puse en práctica cuando me convertí en preparador de Lengua.

Practicar una y otra vez de forma individualizada es la mejor forma de preparar la prueba.

Y es que como mejor se aprende a comentar es comentando y siendo corregido muchas veces. Cuantas más mejor. Nosotros, en Opolengua, creemos, siguiendo la máxima de Julio César que un ejército combate igual que entrena y por eso preparamos a quienes confían en nosotros de forma individualizada, en condiciones reales y de forma práctica, constante, reflexiva y progresiva y así es cómo están diseñados nuestros cursos de comentario.

¿Cómo son los cursos de comentario en Opolengua?

Tenemos varios cursos de comentario en Opolengua. Está el Curso de Comentario Total (integrado en el Curso Total). El Curso Opolengua Oro integra tres cursos de comentario que desarrollan esta destreza progresivamente desde sus presupuestos más básicos hasta el nivel de la oposición. Cada uno de ellos integran al menos una veintena de ejercicios prácticos basados en textos reales de la oposición que corregimos exhaustivamente, de forma que tengas una corrección individualizada de tu propio ejercicio, señalándote los elementos fuertes y también los aspectos a mejorar. Se trata de realizar un trabajo constante que facilite tu progreso a través de correcciones rápida (nuestra media está entre 48 y 72 horas) y útiles, pues son exhaustivas y basada en rúbricas reales usadas por los tribunales. 

Hay una plaza para ti

Como decimos siempre, hay una plaza para ti. No debemos ver esta prueba del comentario como un obstáculo, sino como lo que es: una gran oportunidad que nos va a dejar a un solo paso de obtener la plaza mientras la inmensa mayoría de nuestros oponentes no es capaz de superarla. Por todo ello, lo mejor que podemos hacer es preparar esta prueba a conciencia y con suficiente tiempo. Hay una plaza para ti y vas a conseguirla.

Saludos y ánimo. 

Menu